Cómo se forma una Junta Vecinal y cuáles son sus atribuciones

Todas las Juntas Vecinales están formadas por un presidente o presidenta y cuatro vocales, pero la forma de elegirlos y sus atribuciones son muy particulares.

Vocales de iV en las Juntas Vecinales de Loredo, Somo y Galizano (de izquierda a derecha)

En las elecciones al Ayuntamiento los votos de los ciudadanos se traducen en una serie de concejales de cada formación política y después corresponde a estos decidir en Pleno el nombramiento del alcalde.

Pero en las elecciones para las Juntas Vecinales el candidato más votado queda nombrado automáticamente presidente de la misma y es más tarde la Junta Electoral quien distribuye cuatro vocales entre las fuerzas políticas en función del voto recibido.

Esto no significa que el presidente de la Junta Vecinal tenga la competencia de hacer y deshacer a su antojo, poque el reparto de atribuciones está recogido en una Ley autonómica publicada en 1994.

Atribuciones del presidente como órgano unipersonal

  • Convocar y presidir las reuniones.
  • Autorizar las actas y ejecutar los acuerdos.
  • Elaborar el proyecto de presupuestos, ordenar pagos y rendir cuentas.

Atribuciones de la Junta como órgano colegiado

  • Impulso y fiscalización del presidente.
  • Aprobación del presupuesto anual.
  • Adquisición, administración y conservación de los bienes.
  • La contratación de obras, servicios y suministros, acorde a la legalidad vigente.
  • La aprobación de los proyectos de obra y la adopción de acuerdos sobre disposición de bienes, operaciones de crédito y expropiación forzosa.

Por último es importante saber que las Juntas Vecinales están obligadas a disponer de inventario valorado de todos los bienes y derechos que pertenezcan, inventario que debe ser enviado al Ayuntamiento y que se rectificará, al menos, siempre que se renueve la entidad.