El amojonamiento del deslinde del dominio público en Ribamontán al Mar ya es un proyecto de la Demarcación de Costas en Cantabria

Miembros de Iniciativa Vecinal han acudido a la Demarcación de Costas y han podido comprobar que el “Amojonamiento del deslinde del dominio público marítimo-terrestre del término municipal de Ribamontán al Mar” ya es un proyecto oficial y ha iniciado su tramitación administrativa.

Todo comenzó cuando Pilar llevó al pleno de enero una moción proponiendo solicitar a Costas el amojonamiento, con vocación permanente, de aspecto singular y reconocible, del deslinde del dominio público marítimo-terrestre en el entorno no acantilado de las playas de Somo, Loredo y Galizano.

Durante el debate de la moción la portavoz del PRC consideró que el amojonamiento debería realizarse en toda la franja litoral y la concejala de Iniciativa Vecinal aceptó la enmienda para conseguir una aprobación unánime de nuestra propuesta.

Con este proyecto costero, como ocurrió antes con la ordenanza de playas, el semáforo de Somo, las extracciones de sangre en Somo, o la filmoteca de Galizano, Iniciativa Vecinal está demostrando su capacidad de gestión (a pesar de contar con una sola concejala) y que solo trabaja a favor del interés general.

La importancia del deslinde del dominio público

El deslinde es una linea que señala con procesión la zona costera considerada como espacio público y propiedad de todos los españoles. Después, a partir de la línea de deslinde se traza otra serie de servidumbres que afectan a los suelos de propiedad privada, entre las que hay que destacar la Servidumbre de Tránsito (6 metros) que debe estar siempre abierta al uso peatonal, y la Servidumbre de Protección (20 metros en los suelos urbanos y 100 en los rústicos) donde la Ley de Costas establece una series de condicionantes de uso, lo mismo que ocurre con tantísimos otros bienes privados y con el único objetivo de servir al interés general que recoge la Constitución Española.