El Tribunal de Cuentas dice que excedimos en 167 euros el límite de gasto de la campaña electoral que fijan en 490 euros

Sabíamos que hacer política al margen de los partidos políticos sería complicado, pero esto nos ha dejado perplejos.

Desde el principio fuimos conscientes de que presentarnos a las elecciones como una agrupación de electores sería penalizado por una legislación hecha a la medida de los grandes partidos, pero esta última secuela nos ha dejado perplejos.

A mediados de diciembre y basándose en los datos que nosotros mismos les aportamos, el Tribunal de Cuentas nos informó que durante la campaña electoral excedimos en 167 euros del límite de gastos fijado en 490 euros, ofreciéndonos 15 días para alegar sobre la procedencia de iniciar o no un procedimiento sancionador.

Seguro que el TC preferiría dedicarse a cosas más útiles y a nosotros nos pasa lo mismo, pero hemos tenido que informarnos sobre la Ley de Financiación de Partidos Políticos y redactar unas alegaciones tras contactar con la Federación de Municipios de Cantabria y especialmente con  la de Navarra, por sus reiteradas actuaciones dirigidas a solucionar el problema.

Seguramente todo va a quedar en nada, pero sabed que ese límite de 490 euros era solo para nosotros y en ningún caso para PP, PRC o PSOE. ¿Por qué? Porque la ley impone a las agrupaciones de electores un límite de gasto electoral equivalente a 0,11 euros por habitante del municipio donde se presentan (sin importar el tamaño) mientras que PP, PRC y PSOE tienen el privilegio de manejar las cuentas a nivel de toda Cantabria y sumar un extra de 150.301 euros por presentarse “en al menos el 50% de los municipios”.

¿Dónde queda la igualdad de oportunidades con esta legislación? ¿Alguien piensa que con 490,82 euros se pueden comprar sobres y papeletas electorales, y además editar carteles y folletos a todo color para que lleguen a cada casa de Ribamontán al Mar?

Recordar por último que el dinero gastado por la candidatura de Iniciativa Vecinal Ribamontán al Mar durante la campaña electoral provino de las aportaciones de sus miembros y simpatizantes.