Hablemos de las depuradoras que se no demuelen

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Vuelta Ostrera, construida ilegalmente en la marisma de Cortiguera, en Suances, es una archiconocida depuradoras con sentencia de derribo, pero en Ribamontán al Mar no tenemos una, sino dos depuradoras sobre las que pesan sendas Órdenes Ministeriales para que sean desmanteladas y proceder a la restauración ambiental de la zona.

Como la mayoría sabéis se trata de dos instalaciones ubicadas en Loredo y Somo fuera de uso desde la puesta en marcha del saneamiento de la bahía y la construcción de la EDAR de Suesa. Ambas ocupan terrenos integrados en el dominio público marítimo-terrestre y la de Somo está asentada sobre unos rellenos ilegales en la desembocadura de la ría de Cubas.

Por otra parte, en la zona de Somoboo existe un embarcadero con dos Órdenes Ministeriales de demolición y una Sentencia de la Audiencia Nacional rechazando legalizarlas para uso privado de la urbanización colindante, pero esta instalación construida clandestinamente va para 20 años y sigue en pié.

Digamos las cosas claras: La mayoría de este tipo de decisiones en defensa de la legalidad han sido fruto de alegaciones y recursos de personas y entidades de la sociedad civil, pero a la clase política que detenta el poder institucional le cuesta muy poco ponerse de acuerdo en incumplir las órdenes y sentencias que afectan a su mala gestión.

Lo acabamos de comprobar en el Parlamento de Cantabria cuando el pasado 14 de diciembre se aprobó por mayoría seguir entorpeciendo el cumplimiento de la Sentencia de 2005 que ordenaba demoler la EDAR de Vuelta Ostrera y reubicarla respetando lo establecido en la Ley de Costas.

Pero volvamos a Ribamontán al Mar. Aquí tenemos tres Órdenes de derribo contra dos depuradoras en desuso y un embarcadero desde hace muchos años, pero ni el Gobierno de España, ni el de Cantabria, ni tampoco el Ayuntamiento han movido un dedo para hacerlas efectivas, sino más bien todo lo contrario ¿Qué tendría que pasar para que PP, PSOE y PRC cambiaran su actitud?

En Iniciativa Vecinal Ribamontán al Mar pensamos sencillamente que las Sentencias y Órdenes Ministeriales que han ganado firmeza deben ser ejecutadas. No puede ser que los particulares debamos cumplirlas a rajatabla y que desde la clase política lo eludan con total impunidad.