La red de abastecimiento de agua en Ribamontán al Mar perdió el 30% de su caudal durante 2017

Con los datos reales en la mano, durante 2017 la red de abastecimiento de agua de nuestro municipio perdió el 30,35% del caudal (267.014 m3), por encima de la pérdida registrada en 2016 que supuso el 26,85% (231.745 m3).

Cuando hablamos de agua perdida nos estamos refiriendo a la diferencia entre la cantidad de agua captada (879.777 m3) y la cantidad de agua que pasa por la lectura de contadores (612.763 m3), por lo que engloba pérdidas concretas por fugas, roturas y averías en la red, pero también errores de medida, fraudes y consumos no medidos.

Se trata una cifra muy elevada (por encima de la media de Cantabria, según los datos publicados a finales de 2017 por el Observatorio de la Sostenibilidad) y tiene repercusiones económicas muy negativas para los vecinos de Ribamontán al Mar.

Esto es así porque la captación del suministro del agua tiene un coste muy elevado para el Ayuntamiento (este año está presupuestado en 185.000 euros) y porque todos los costes asociados (retribuciones al personal, reparación, energía, etc.) también se sufragan con los recibos que se facturan todos los trimestres a partir de la lectura de los contadores.

En Iniciativa Vecinal pensamos que hay que reducir de forma importante la pérdida en la red de abastecimiento de agua potable de Ribamontán al Mar y no sólo para que los costes se distribuyan de manera más justa entre los vecinos, sino también por sus implicaciones ambientales y sociales.