Llevamos el tema del parking al pleno y el alcalde niega unas declaraciones suyas publicadas por El Diario Montañés

A pregunta de la concejala de Iniciativa Vecinal, Pilar Quintanal, el alcalde negó durante el último pleno haber hecho las declaraciones que le atribuía El Diario Montañés sobre que abandonaría la idea de construir el parking subterráneo “si vemos en el pueblo 2.000 personas que no quieren que se haga”.

Además, el señor Asón afirmó que el “sentir general” de los vecinos de Somo es favorable al parking “incluso solo para el verano”, y que “todos” los hosteleros lo agradecerían porque les quedan “mesas vacías” por culpa de los problemas de aparcamiento que tienen sus clientes.

Por su parte, la portavoz del PRC añadió que el parking sería útil para que todos los vecinos del término municipal puedan ir en verano a Somo “a comprar o a tomar algo”.

En Iniciativa Vecinal no compartimos esta línea argumental porque hay muchos vecinos en el municipio que consideran el parking un gasto excesivo a cuenta de los impuestos que pagan y también nos consta que hay hosteleros de Somo y otros pueblos contrarios al proyecto.

Por eso Pilar sugirió en el pleno llevar a cabo algún tipo de consulta que permitiera saber con certeza cuántos vecinos estaban a favor y cuántos en contra de construir la infraestructura, pero no obtuvo respuesta.

Los motivos de Iniciativa Vecinal para estar en contra del parking de sobra conocidos y como prueba de lo desproporcionado que sería gastar unos millones de euros para obtener 195 plazas de aparcamiento (según recoge el proyecto ganador del concurso), basta saber que este verano se llegó a contabilizar la presencia de 595 coches en el aparcamiento habilitado frente al hotel Bemon.

Los problemas de aparcamiento en Somo los días de máxima afluencia no se resuelven con el parking subterráneo y para el resto del tiempo sencillamente no es necesario, mientras que existen otras necesidades más importantes que cubrir (por ejemplo el geriátrico) en las que coincidimos la gran mayoría de vecinos de Ribamontán al Mar.

A nosotros nos hubiera gustado debatir análisis y propuestas (aparcamientos disuasorios, transporte público, parquímetros, más policía local, etc.) en el marco de un proceso participativo sereno y abierto a todas las opiniones, pero lamentablemente el equipo de gobierno lo ha hecho imposible.

Por último, tampoco estamos de acuerdo con el alcalde en que en las elecciones de mayo los vecinos van a pronunciarse “sobre la conveniencia o no de la ejecución del parking”, y si así fuera no debería de comprometer en estos momentos la redacción del proyecto, tal y como se va a hacer con el equipo ganador del concurso de ideas.

Pero lo cierto es que los vecinos no van a participar en un referéndum sobre el parking, sino que van a votar a sus representantes políticos y estos, aunque disfruten de mayoría absoluta, deberían ser lo suficientemente responsables como para saber que algunas veces no se tiene toda la razón y que conviene trabajar a favor del mayor consenso posible.