Archivo de la etiqueta: montes

“No a todo” fue la postura del equipo de gobierno frente a las tres mociones de Iniciativa Vecinal (resumen pleno 04/04/17)

Pilar, en primer plano.

Para oponerse a nuestra moción proponiendo pedir a la consejería de Medio Ambiente la adquisición del bosque de Loredo y la instalación en la zona de un Centro de Interpretación de los Ecosistemas Dunares utilizaron dos excusas.

En primer lugar que ya lo habían pedido ellos en otras ocasiones para toda la AIE, pero que desde el Gobierno de Cantabria se contestaba siempre que “para qué querían ellos eso”. En segundo lugar que no estaban de acuerdo con nuestra propuesta sobre el Centro de Interpretación porque corresponde al Gobierno de Cantabria decidir lo que se hace allí cuando lo adquiera.

Curiosamente, unos días antes el PRC sí apoyó en la Junta Vecinal de Loredo la demanda de que el Gobierno expropiase la zona.

Para votar en contra de la propuesta de crear una Bolsa de Trabajo la portavoz del PRC argumentó que el fomento del empleo es una competencia “impropia” para nuestro municipio, aunque evidentemente el Ayuntamiento de Ribamontán al Mar sí que atiende a otras competencias impropias cuando quiere.

En cuanto a la moción para que el Ayuntamiento colaborase con las Juntas Vecinales para inventariar y amojonar sus fincas rústicas, la negativa se basó en defender la autonomía de las Juntas Vecinales y asegurar que el inventario existe desde los años 50. Pediremos acceso a dichos inventarios.

El PP votó a favor de esta última moción y se abstuvo en las otras dos.

Limpieza de edificios municipales, ayudas al estudio, y mercadillo de Somo

Nosotros no tenemos problemas en apoyar todo lo que consideramos positivo para el municipio y por eso la concejala de Iniciativa Vecinal votó a favor del expediente de contratación para el servicio de limpieza de los edificios municipales que presentó el equipo de gobierno; y lo mismo con relación a la convocatoria de becas-ayudas para estudios no universitarios (por cierto, esta es una de las competencias “impropias” que sí asume el Ayuntamiento de Ribamontán al Mar y que nos parece estupendo).

En cambio Pilar fue la única que votó en contra de la adjudicación del mercadillo de Somo, porque seguimos pensando que es un error dejarlo durante cinco años más en las mismas manos, teniendo en cuenta el mal servicio que ofrecen y los escasos ingresos que reporta al Ayuntamiento (2.400 euros al año). Seguimos pensando que el Ayuntamiento debería estudiar la posibilidad de hacerse cargo de su gestión directa.

Pincha AQUI para ver el borrador íntegro del acta del Pleno

Presentamos mociones para adquirir el bosque de Loredo, crear una Bolsa de Trabajo, e inventariar las fincas rústicas de titularidad pública

El pleno del Ayuntamiento de Ribamontán al Mar debatirá el 4 de abril una moción de Iniciativa Vecinal que propone solicitar a la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria la adquisición del bosque de Loredo para llevar un proyecto de restauración ambiental y uso público que incluya la instalación de un Centro de Interpretación de los Ecosistemas Dunares del Litoral Cantábrico.

Nuestra propuesta se basa en que la Ley 2/2004 del Plan de Ordenación del Litoral (POL) incluye el bosque de Loredo dentro de la Actuación Integral Estratégica Ambiental Somo-Loredo, teniendo entre sus objetivos la recuperación paisajística, la protección de hábitats existentes, la recuperación y restauración de espacios deteriorados, y la adquisición por parte de la Consejería de Medio Ambiente.

En la moción recordamos que en el entorno del bosque de Loredo se desarrollan todos los tipos de biotopos que requieren suelos arenosos (playas, dunas primarias, dunas secundarias, dunas terciarias, dunas fósiles y depresiones húmedas intradunales), una circunstancia excepcional que puede ser aprovechada para poner en marcha un Centro de Interpretación de gran interés científico y social.

Mociones para crear una Bolsa de Trabajo e inventariar las fincas rústicas de titularidad pública

La Bolsa de Trabajo iría destinada a resolver las necesidades temporales de contratación que tenga el propio Ayuntamiento y podría convertirse en un instrumento útil para absorber la demanda de trabajadores de la empresa privada local, y de todas aquellas que contraten obras o servicios con el Ayuntamiento y las Juntas Vecinales.

El inventariado y amojonamiento de las fincas rústicas de titularidad pública trata de evitar que terrenos pertenecientes a las Juntas Vecinales puedan ser utilizados por particulares sin ninguna contraprestación para el pueblo, y también sugerir la puesta en marcha de usos forestales orientados a especies autóctonas que, además de madera, sirvan al senderismo, la recolección de frutos, incrementar la biodiversidad y colaborar a la luchar contra el cambio climático.

En Loredo también talan la posibilidad de restaurar un valioso conjunto de ecosistemas

Los terrenos al este de la playa de Los Tranquilos tienen el privilegio de reunir todos los ecosistemas dunares típicos del litoral cantábrico, más unas depresiones húmedas con saucedas, alisedas, juncales y cañaverales, donde está constatada la cría de Gallineta Común, Focha Común, Ánade Azulón y Ruiseñor Bastardo.

Pero lo más destacable es la presencia de dunas fósiles (dunas muy antiguas y alejadas de la influencia directa del mar) que permiten la acumulación de materia orgánica sobre la que pueden instalarse matorrales, arbustos, e incluso ecosistemas boscosos como el encinar.

Por eso, junto con las encinas y los pinos de repoblación podemos disfrutar de la presencia de laureles, zarzaparrilla, rosa espinosísima, aladiernos y aligustres, unas comunidades vegetales que se interpretan como de sustitución a los encinares maduros.

Todo esto se encontraba antes del comienzo de la tala en un estado de conservación no muy bueno, pero permitía albergar la esperanza de un futuro proyecto de restauración ambiental. Ahora, tras la agresión que ha sufrido el bosque de Loredo, lo más probable es que la zona sea invadida por plumeros en un breve plazo de tiempo.

Por todo esto decimos que en Loredo, además de pinos, también talan las posibilidad de restaurar con éxito un valioso conjunto de ecosistemas que envidiarían en cualquier país europeo, y que podrían servir a la mejora de la calidad de vida de los vecinos de Ribamontán al Mar y al fomento de un modelo de turismo sostenible.

Un problema social y político

El conflicto por la tala de Loredo puede parecer a primera vista de naturaleza exclusivamente técnica (competencias y leyes), pero oculta un importante trasfondo social que merece ser resuelto por vía política.

Hace 15 años el Ayuntamiento de Ribamontán al Mar, con su alcalde a la cabeza, se opuso radicalmente a la tramitación y aprobación del Plan de Ordenación del Litoral (POL), contando entonces con un fuerte respaldo entre los vecinos propietarios de suelo involucrado en procesos urbanísticos, o con expectativas de estarlo.

Pero ahora, Ribamontán al Mar cuenta con un nuevo tejido social que hace suyos los principios del POL y que valora el medio ambiente como algo esencial para su calidad de vida y el desarrollo económico del municipio.

El origen del desastre

La aversión al POL explica que el equipo de gobierno municipal exigiera a los dueños de la finca que llevara a cabo una limpieza sin el menor respeto a los valores ambientales de la zona y sin tener en cuenta las determinaciones de una Ley que impidió la construcción allí de cientos de viviendas, un hotel y un campo de golf.

A partir de ahí todo ha sido una cadena de despropósitos administrativos (contrarrestados por la extraordinaria respuesta cívica de la plataforma opositora a la tala ihdiscriminada) que ha terminado por dejar en evidencia la incapacidad del Gobierno de Cantabria para gestionar y hacer cumplir la Ley del POL.

Desde Iniciativa Vecinal reclamamos una solución política

Siempre se dice que los ayuntamientos son la administración más próxima a los ciudadanos y que no hay tarea más grata para un político que la de ser alcalde de su pueblo, porque ofrece la posibilidad de resolver los problemas que afectan a sus vecinos.

Pues bien, la tala de Loredo se ha convertido en un problema para Ribamontán al Mar y está provocando un conflicto social que merece ser abordado y resuelto de inmediato, correspondiendo al alcalde encabezar la tarea.

Desde Iniciativa Vecinal reclamamos una solución política y ofrecemos al equipo de gobierno nuestra disposición a colaborar en lo que estimen necesario.

Además, y de cara al Pleno Ordinario de abril, vamos a proponer a PRC y PP la aprobación de una moción pidiendo al Gobierno de Cantabria que adquieran los terrenos afectados por la tala y desarrollen un proyecto de restauración ambiental y uso público.